ANIMALES NOCTURNOS

Hay seres humanos que, como algunos animales, se ocultan de la luz y viven en las sombras. Hombres y mujeres cuyas vidas están atravesadas por el secreto.

Animales nocturnos se pone en marcha cuando uno de esos hombres oye hablar de la llamada Ley de Extranjería y decide servirse de ella. Comprende que esa ley lo sitúa por encima de gentes a las que una denuncia puede acarrear la expulsión. Él utiliza la ley para dominar a otro ser humano.

Esa relación –cuya regla es la absoluta disponibilidad que un hombre exige a otro- es un secreto entre conos. Pero no sólo ellos, todos los personajes de Animales nocturnos esconden algo. Todos están acostumbrados a ocultarse y, por eso mismo, están acostumbrados a desconfiar. Todos vagan en la noche sin certezas. Ni siquiera están seguros de que las sombras que los rodean sean realmente sombras.

Se parecen a los animales nocturnos de los zoológicos modernos. Esos bichos viven envueltos por una noche artificial. La luna, las estrellas, todo lo que los rodea es mentira. Y el observador se pregunta si, cuando el zoo cierra sus puertas, un sol eléctrico se enciende para que los animales puedan descansar.

Juan Mayorga

Texto
Juan Mayorga
Dirección
Magda Puyo
Intérpretes
Pep Jové
Teresa Urroz
Pep Pla
Mercè Mariné
Escenografía
Ramon Simó
Música original y sonidp
Àlex Polls
Iluminación
Ramon Simó
Vestuario
Mariel Soria
Asesoramiento lingüístico
Raquel Carballo
Construcción escenografía
Arts-cenics
Asistente de direccción
Ginette Muñoz-Rocha
Asistente de escenografía
Martí Torras Mayneris
Fotografía
Ferran Mateo
Producción
Sala Beckett
Festival Grec 2005

Más proyectos